Intervención Noel Tatú ·"Von Frisch"

El proyecto Von Frisch de Noel Tatú gira alrededor de la apicultura, es decir, de las abejas y de la miel. Tarea que se pierde en el tiempo y que contiene toda una filosofía de vida. En el cuidado de las abejas ha encontrado una tarea creativa, en la que los imperativos de la ubicación y la itinerancia de los panales le comporta tomas de decisiones creativas en los tempos rápidos, pero lentos, en la espera. El placer de la espera conlleva reflexionar, ensayar y escribir sobre cómo la subjetividad del artista se transforma en una teoría-praxis de cómo interrelacionar arte y ciencia como forma de conocimiento.

Noel Tatú emplaza su trabajo muy lejos de la concepción moderna y mecanicista del arte, de la idea de vanguardia de ruptura con las posiciones precedentes para alcanzar un supuesto progreso estético, así como las categorías asociadas al mundo del mercado, como originalidad o calidad básicamente fundamentada en la materialización de una forma eficientista más que en el contenido, lo que no siempre supone una ruptura crítica con el pasado. De la vanguardia lo que interesa a Noel Tatú es la hereditaria, es la actitud, entendida como una manera de estar en el mundo que conlleva establecer un vínculo indisociable entre arte y vida, pero la vida no sólo conectada con la existencia del individuo sino también con el bios y el eco del sitio.

El espacio de la cocina constituye una síntesis de su labor creativa dedicada al mundo de las abejas, más allá de la producción de miel, centrada en mostrar la cara seria de la ciencia de la apicultura y la irónica del arte. La intervención se compone de cuatro ordenadores portátiles que proyectan simultáneamente y, de manera aleatoria, documentales sobre la vida de las abejas y los descubrimientos de Von Frisch sobre su inteligente y organizada estructura social y laboral para lograr más eficiencia en su ecosistema.

    

Aparte de los documentales, la intervención también cuenta con la proyección de tres documentos registrados durante la primera fase del proyecto que recogen la trashumancia de las abejas efectuada por Noel Tatú. Trayectoria Iniciada en las Garrigues, efectuando una estancia en La Vall de Santa Creu, pasando para Espolla hasta llegar a Camprodon. El público a través de estos documentos descubre La filosofía de vida del apicultor, una tipología de vida ganadera que no necesita la propiedad de la tierra para producir, sólo el intercambio entre la persona que tiene los terrenos y la producción de miel. Una situación de permuta que se fundamenta en la confianza y el respeto y que subvierte las leyes impuestas por el mercado.

Si los documentos, que registran los momentos de llevar y recoger la colmena en la viña del Clumet durante la primavera, son cortos y concisos, el documento realizado en verano en Camprodon es más extenso. El video recoge la experiencia en el apiario para mostrar en qué consiste cuidar a las abejas. Desde este punto de vista, se puede concebir la tarea del artista como la de una persona que dirige su creatividad en busca de un sistema de colmena donde las abejas puedan moverse, sin mallas, entre cajas, es decir, en libertad. Por lo tanto, este espacio, el apiario constituye una síntesis de sus preocupaciones artísticas para interaccionar conceptos y métodos de la apicultura y el arte. 

En esta muestra, los visitantes tienen la oportunidad de conocer aspectos de la apicultura, así como, modos personales de explorar y pensar la vida y el arte. Lo que se plantea es si las prácticas artísticas contemporáneas han sido capaces de abandonar el imperativo de la materialidad para concebir otras formas de formalizar y / o codificar el arte. Desde estas coordenadas, la obra de Noel Tatú podría ser vista como una extensión de su concepción del arte inmaterial o sin formato, donde los soportes son interfaces que concentran en el texto y la imagen el material resultante o documental. Por lo tanto, su obra se encuentra en perfecta consonancia con el entorno, ya que para el artista el futuro del arte versa en encontrar una adecuada utilización de las nuevas tecnologías y la integración a la vida.

Noel Tatú defiende la necesidad de experiencia vital con el arte y que cada visitante tenga la opción, de decidir de qué manera quiere vivir y profundizar en la experiencia expositiva. De este modo, la intervención Von Frisch ha sido pensada para romper con la convención de relacionarse con el arte sólo con el sentido de la vista y, para tomar conciencia de la realidad, reclama la capacidad de mirar, escuchar, sentir y vivir el arte.

Su actitud, como campo de investigación, se centra en encontrar diversas nociones del sujeto creativo, donde el apiario y la trashumancia es un lugar donde puede articular el arte dentro de los ciclos naturales de la vida de las abejas, donde puede abandonar las dicotomías entre creación-producción y mercado: abrir un espacio de conciliación; negar la ficción del relato a favor de la realidad y; ya no buscar el yo creativo fuera, en la materialidad, sino descubrirlo en su interior, en la actitud.  


Créditos:
Fecha y lugar: Marzo - mayo La Vall de Santa Creu / / julio en Camprodon
Fotografía: ARBAR
Texto:  ARBAR
Video: ARBAR / Noel Tatú
Para más información sobre la trayectoria de Noel Tatú acceder a Currículum Noel Tatú