1988 Pintura/Neofiguración

 

 

 

 

 

 

Isaac d’Aiguaviva: Pinturas

Se dejó cubrir por la suave colcha del Mediterráneo,
notaba que tenía algo especial,
algo que le daba calor.
Pero, era totalmente incapaz de averiguar la causa,
tenía la mirada puesta en el horizonte.
(...)
Observó de nuevo,
lo que era bello desde antiguo
y comienza a cuestionarse por su Arche [1],
ya no era tan sólo el agua, el aire o el indeterminado
sino: el Mar, el Cielo y la Luz. [2]


[1] Arché, principio último de aquello, que los Presocráticos buscaban que explicar el mundo.
[2] Pol, Marta. Isaac de Aiguaviva, exposición en La Punxa del 7 al 28 de abril de 1989. Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Girona. 

 


Pep Camps

El trapecio y la ráfaga de la caída del cuerpo humano al vacío son los motivos de dos de las pinturas sobre papel que presentó a la exposición a la Catedral del Vi. Ambas imágenes mentales le permitieron representar una "figura en el aire que evoca y dialoga con el espacio de una forma natural, puesto que el aire y el espacio entran y salen de la pieza de una forma muy contundente. En este caso el vacío da el sentido al pleno. " En líneas en movimiento de formas meditativas, impregnadas de equilibrio (...). Pero será gracias a la transparencia y en la ausencia de la realidad fáctica, que (...) emergerá de la poesía pura, vibración hermética rendida a la fuerza y capricho del viento " [1].

[1]. Marta Pol. De Morolo en Besalú. Diputación de Girona
El trabajo de arte de acción de los años noventa de Borja Zabala se podría circunscribir dentro del concepto denominado Acciones posconceptuales


Ignasi Esteve: Pinturas

"Ignasi Esteve forma parte de la nueva generación de artistas que voluntariamente, por inquietudes intelectuales y estéticas, han recuperado como medio de expresión la figuración poniendo en cuestión el concepto de estilo.

(...) El color, en Ignasi Esteve, es el elemento básico y punto clave para cautivar, adentrarse y comprender su pintura. El dibujo quedará subordinado ⌈al color⌉, con lo cual, la composición se convierte en fruto de la unión de ambos mediante ⌈tonos⌋  contrastados o violentos entre sí, pero siempre ópticamente armónicos. La cromatología nunca es neutra, sino al contrario, rica de contenido connotativo y denotativo, dando forma, apoyo y vida en el dibujo.

En la medida en que el artista va desdibujando dicha composición, el conjunto gana en sugerencia y misterio, (...) haciéndonos disfrutar de un placer estético dual: por un lado, satisfactorio por un proceso de empatía positiva y, por el otro,  de contradicción. (...) A pesar de  que los personajes puedan mostrar posturas placenteras, siempre desprenden algo de destensado y enmascarado, tachando así, todo lo que está más allá del alcance humano”. [1]

 [1] Pol, Marta. Ignasi Esteve.  Humor i Revolució. “Figuració dels anys 80”. Pàg 412.